Análisis web: Cómo analizar el rendimiento de nuestra página web

Tener presencia en internet no es suficiente, una página web necesita alcanzar los KPI (Key Performance Indicators) previstos en la estrategia de marketing de la empresa. Por eso es necesario identificar y eliminar cualquier factor que juegue en contra de los objetivos y el mercado dispone de buenas herramientas para realizar el análisis web: desde plataformas gratuitas como Google Analytics o Google Search Console hasta otras de pago que ofrecen datos más profundos y complejos.

Las herramientas gratuitas determinan múltiples aspectos: desde la idoneidad de la identificación de la página (si el URL y el título son muy largos), el uso de keywords en la meta descripción, los títulos o las imágenes, hasta aspectos prácticos como la proporción entre texto y código, el uso de frames y flash, el favicon (el icono que aparece en algunos navegadores junto al nombre de la página) o la utilización de enlaces internos y externos.

En este sentido, dos herramientas de análisis web gratuitas aprovechables son Open Site Explorer o Page Speed Insight.

Los análisis pagados profundizan en los detalles. En este campo se sitúan algunas dedicadas al contenido de la web, como Woorank, Semrush  y otras más orientadas al estudio del comportamiento del usuario, como Clicktale o Hotjar.

SEO y otros temas

En la lucha por la atención de los robots y ante un veloz cambio de algoritmos, las visitas a la web pueden verse afectadas por una variedad de factores. La velocidad de carga es uno de ellos, y existen varias herramientas para testearla. Esta velocidad puede ralentizarse por problemas de programación, del servidor o por el tamaño de los contenidos gráficos, por ejemplo.

El proceso de SEO (optimización en motores de búsqueda) para mejorar el posicionamiento en buscadores es imprescindible en este momento. Una auditoria SEO puede incluir aspectos más profundos, como la adecuación de los contenidos (que no sean duplicados y que exista un flujo constante) o la arquitectura de la web para llegar a la conversión final con menor cantidad de pasos intermedios.

Pero el robot es un paso para llegar al usuario, y el comportamiento de las personas puede examinarse en Google Analytics. Se trata de una herramienta poderosa y con abundantes funcionalidades que incluye datos como la procedencia de la visita, la fuente de tráfico y la efectividad de los contenidos (en tiempo de visita, tasa de rebote y navegación en página).

Sin embargo, la amplitud de herramientas y aspectos tecnológicos puede llegar a complicar el análisis. En algunas ocasiones los informes pueden ser contradictorios o difieren en los detalles: por ejemplo, una plataforma determina una extensión adecuada de un URL y otra solicita recortarlo. Por ello, las herramientas no son suficientes y conviene utilizarlas en combinación con la experiencia de profesionales especializados.

Infortelecom, el mejor servicio de hosting y servidores en España

CONSÚLTANOS

Resolvemos tus dudas

INICIAR CHAT

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información