Análisis web: Cómo realizar un análisis de usabilidad paso a paso

Cuando tienes un proyecto en Internet el análisis web se hace imprescindible. No se trata solo de examinar la web antes de su lanzamiento; el análisis de tu página web debe hacerse de manera periódica.

 

Si te preguntas cómo analizar una página web te los explicamos paso a paso.

 

  1. Información clara: Es el primer paso a la hora de realizar un análisis de usabilidad. De un solo vistazo los usuarios deben tener una idea clara acerca de qué va dicha web. En el caso de una web corporativa, la actividad de la empresa debe quedar patente desde el primer segundo.
  2. Visibilidad del estado del sistema: Se trata de dar un feedback acerca de cómo está funcionando el sitio. Por ejemplo, si acceden a una determinada página su experiencia será más positiva si en todo momento están informados del tiempo que falta para que termine de cargarse.
  3. Sistema y mundo real en concordancia: Si te preguntas cómo analizar una página web, éste paso es clave. Hay determinadas compañías que utilizan un lenguaje excesivamente técnico en sus sitios corporativos 2.0 sin adaptarse al lenguaje de la vida real que pueda entender todo el mundo.
  4. Consistencia: Es una fase muy importante en el análisis web y se trata de verificar que todo el sitio está estructurado de la misma manera. No está bien visto que las distintas páginas del sitio tengan diferentes tipografías, colores, etc.
  5. Reconocimiento: Durante el análisis web es importante tener en cuenta que los usuarios deben reconocer más que recordar. Por lo tanto, es recomendable que el sitio web les indique en todo momento en qué lugar del mismo se encuentran.
  6. Errores: La mayoría de sitios cuentan con mensajes de error que informan a los usuarios cuando tiene lugar alguno. No obstante, resulta más útil que directamente el sitio no te deje cometer ninguno.
  7. Libertad de los usuarios: En ningún momento el sistema debe tomar decisiones por los usuarios. Ellos deben tener libertad total para moverse por el sitio de manera libre, por lo tanto, en el análisis web hay que verificar que no haya ninguna página sin salida.
  8. Diseño minimalista: A la hora de realizar un análisis web conviene recordar que “Menos es más”. Los diseños minimalistas son los que mejor funcionan. Si un sitio cae en el error de incluir demasiada información corre el riesgo de que los usuarios se encuentren saturados y decidan marcharse.
  9. Flexibilidad: Durante el análisis web conviene prestar especial atención al diseño del sitio. Detalles como pulsar el tabulador cuando se completa un formulario en vez de tener que clicar con el ratón mejoran notablemente la experiencia de los usuarios.
  10. Ayuda: En todo momento hay que ponerles a los usuarios las cosas tan sencillas como sea posible. Pongamos el caso de la página de pago de un e-commerce, aquí sería conveniente incluir un mensaje informando de qué es el código CVV por ejemplo.

 

Actualmente el número de sitios web en todo el mundo asciende a 1.000 millones y la cifra crece a un ritmo de vértigo. Si te encuentras entre esos 1.000 millones te recomendamos que realices un análisis web cada dos o tres meses. Por otro lado, si todavía no tienes web te recomendamos que eches un vistazo al artículo “Cómo crear tu propia web”.

Infortelecom, el mejor servicio de hosting y servidores en España.

CONSÚLTANOS

Resolvemos tus dudas

INICIAR CHAT

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información