Servidores dedicados: preguntas frecuentes

¿Qué es un servidor? ¿Y un servidor dedicado?

Un servidor es un modelo de software de ejecución que atiende las solicitudes de clientes, usuarios y empresas y realiza tareas en su nombre. Pueden ser ejecutados en cualquier terminal con capacidad de procesamiento. Específicamente, los ordenadores físicos dedicados a realizar este tipo de tareas, al margen del software, son conocidos con el mismo nombre: servidores. La mayoría de las veces la misma máquina es capaz de abastecer varios servicios y albergar más de un servidor —software— en funcionamiento. El mayor beneficio a la hora de montar un servidor en ordenadores dedicados es la seguridad que ofrece.

Por regla general, los servidores suministran asistencias fundamentales dentro de una red, bien para uso privado —empresas y compañías—, o bien para beneficiarios públicos de Internet.

Un servidor dedicado es una máquina física dispuesta de forma individual para un cliente concreto. De este modo la totalidad de la potencia y calidad proporcionada por el servidor será únicamente para su uso personal. La diferencia fundamental es que los VPS o Servidores virtuales comparten la computadora física con infinidad de clientes públicos y privados, mientras que un servidor dedicado ofrece un uso exclusivo para el cliente que lo adquiere.

Hay diferentes tipos de servidores y los más utilizados son los de base de datos, los de impresión, los de correo, los de archivos, los servidores web, los de juego y los de aplicaciones.

¿Qué elegir, un servidor dedicado o uno virtual?

Depende de las necesidades. En el caso de estar empezando un nuevo proyecto es aconsejable contratar un servidor virtual. Por el contrario, en el caso de estar hablando de un proyecto más grande y ambicioso que requiera de una gran cantidad de recursos, de una total autoridad sobre los mismos y un alojamiento web, o hosting, de calidad individual, entonces es aconsejable contratar un servidor dedicado de uso exclusivo.

Variables de servidores dedicados:

Teniendo en cuenta los aspectos técnicos, elegir un servidor dedicado puede convertirse en una tarea que requiera de tiempo. Lo más importante a tener en cuenta son las necesidades del proyecto, que deben adaptarse a la elección del servidor de un modo impecable. Entre los factores de más interés destacan: el tipo procesador, el disco duro, la RAM, la transferencia, etc.

Un factor muy importante es el sistema operativo a elegir, relacionado de forma directa con el proyecto a hospedar.

Por último, Infortelecom recomienda, según la adaptabilidad de cada proyecto, la contratación de ciertos extras de interés: las copias de seguridad, el panel de control, el abanico de direcciones IP, el servicio backup, el firewall + antispam y el extra administrativo, que permite a aquellos que no poseen los conocimientos adecuados una administración perfecta del sistema.

Infortelecom, el mejor servicio de hosting y servidores en España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.